Paisaje Sonoro

Paisaje Sonoro - Parque Urbano El Bosque

Inicio Parque Urbano El Bosque | Paisaje Sonoro Estudio Realizado Entrada PUEB (Punto 1) Sendero Enredaderas (Punto 2) Sector Humedal (Punto 3) Sector Mirador (Punto 4) Sector Escenario (Punto 5) Resultados | Acerca de

Fotografías: https://www.flickr.com/people/parque_urbano_el_bosque/

Paisaje Sonoro

El paisaje sonoro como idea o concepto está vinculado fuertemente a los avances relacionados con la grabación de sonidos por medio de magnetófonos, con la radio difusión y el cine. La posibilidad de capturar un sonido y volver a reproducirlo, e incluso poder modificarlo, abre un universo de nuevas posibilidades en los terrenos de lo documental y lo artístico.

La aparición de la Ecología Acústica (se recomienda visitar www.acousticecology.org), toma un enfoque más holístico del estudio de la relación hombre-entorno sonoro. Se puede definir la Ecología Acústica como el estudio de los efectos del ambiente sonoro o paisaje sonoro sobre las respuestas físicas o características de comportamiento de los seres vivos dentro de él (Schafer 1977). El objetivo final de ésta es conseguir, mediante un trabajo interdisciplinar establecer, unos principios bajo los cuales un determinado ambiente sonoro o paisaje sonoro pueda ser mejorado, aumentando su calidad sonora. Por lo tanto, la Ecología Acústica trata de cambiar el enfoque negativo tradicional (molestia por ruido, legislación para la reducción de ruido, etc.) por un campo de investigación con un enfoque positivo.

Uno de los principios fundamentales de la Ecología Acústica es el estudio del paisaje sonoro (Soundscape), concepto introducido por el músico y compositor canadiense R. Murray Schafer . Dicho concepto es definido por Schafer como el entorno sonoro concreto de un lugar real dado. Un paisaje sonoro es un sonido o combinación de sonidos que conforman o provienen de un determinado ambiente. El concepto de paisaje sonoro se refiere a un ambiente sonoro natural, consistente en la aparición de sonidos naturales, como, por ejemplo, sonidos procedentes de animales, sonidos procedentes de sucesos meteorológicos, así como sonidos procedentes de otros elementos naturales, entre las que cabría mencionar los relacionados con el agua. Pero, también se refiere a sonidos ambientales creados por el hombre, a través de composiciones musicales, diseño sonoro y otras actividades humanas comunes, como, por ejemplo, sonidos procedentes de la comunicación, trabajo, así como sonidos mecánicos procedentes del uso de la industria tecnológica.

El paisaje sonoro es considerado como una parte integral del entorno de vida. Esto confirma el punto de vista de autores como Stockfelt, el cual afirma que el sonido es una necesidad existencial, es decir, los paisajes sonoros son esenciales para el bienestar, no solo como música sino como una parte integral de nuestras situaciones cotidianas.

Como consecuencia de todo esto, resulta esencial, que el diseño, evaluación y gestión de los paisajes sonoros sea incluido en los futuros planes de ordenación y planificación, así como de movilidad urbana, puesto que es necesario la consideración de una variable con tanta incidencia en el bienestar de la población, como es el sonido con el que interactúa, para alcanzar la protección y conservación de paisajes sonoros con un especial interés, así como conseguir satisfacer las necesidades y requerimientos de la población inmersa en ellos.

La inclusión de la variable sonido en la planificación urbana, conllevaría el diseño, evaluación y gestión de paisajes sonoros de manera que se pudiera catalogar o valorar, y determinar cuáles requieren de una protección y conservación. Es precisamente debido a su interés sonoro, es decir, a sus características, la información que poseen, significado para la población, etc., o bien cuáles de los paisajes sonoros deberían de ser recuperados (puesto que existe un foco de contaminación sonora que impacta de manera notable sobre ellos), o podrían acoger algún tipo de actividad, infraestructura, instalación, etc., que pudiera generar algún impacto sonoro. Dicho paisaje sonoro puede carecer o tener un escaso interés sonoro, o bien, considerar cuáles de los paisajes sonoros están fuertemente contaminados por el hombre, debido a actividades de tipo industrial, transporte, etc.

En el año 2013 se publica la ISO 12913-1. Acoustics – Soundscape. Part 1. Definition and conceptual framework [ISO, 2014], donde se proveen definiciones y el marco conceptual para la descripción de paisajes sonoros, y se explican los factores relevantes para la medición y descripción de paisajes sonoros, así como para su planeación, diseño y administración.

Además del concepto de paisaje sonoro y ambiente acústico, definidos como “el ambiente acústico percibido, experimentado y/o comprendido por las personas, esto en su contexto” y el “sonido de todas las fuentes sonoras que fueron modificadas por el ambiente” respectivamente, la norma presenta un modelo que contiene siete aspectos principales: 1. Contexto, 2. Fuentes sonoras, 3. Entorno acústico, 4. Sensación auditiva, 5. Interpretación de la sensación auditiva, 6. Respuestas y 7. Salidas.


Paisaje Sonoro – Parque Urbano El Bosque

Inicio Parque Urbano El Bosque | Paisaje Sonoro Estudio Realizado Entrada PUEB (Punto 1) Sendero Enredaderas (Punto 2) Sector Humedal (Punto 3) Sector Mirador (Punto 4) Sector Escenario (Punto 5) Resultados | Acerca de