diciembre 7, 2016

In: Noticias Acusticas UACh

En los últimos años se han relacionado una serie de patologías no auditivas producidas tanto directa como indirectamente por la exposición al ruido: irritabilidad, susceptibilidad exagerada y agresividad, entre otros trastornos de la personalidad.

La contaminación acústica es considerada, por la mayoría de la población de las grandes ciudades, como un factor medioambiental muy importante y que incide de forma principal en su calidad de vida. El término contaminación acústica hace referencia al ruido cuando éste se considera como un contaminante, es decir, un sonido molesto que puede producir efectos fisiológicos y psicológicos nocivos para una persona o grupo de personas.

La causa principal de la contaminación acústica es la actividad humana; el transporte, la construcción de edificios y obras públicas, la industria, entre otras. Los efectos producidos por el ruido pueden ser fisiológicos, como la pérdida de audición, y psicológicos, como la irritabilidad exagerada. La contaminación acústica perturba las distintas actividades comunitarias, interfiriendo la comunicación hablada, perturbando el sueño, el descanso y la relajación, impidiendo la concentración y el aprendizaje, y lo que es más grave, creando estados de cansancio y tensión que pueden degenerar en enfermedades de tipo nervioso y cardiovascular.

rf3El proyecto Red de monitoreo de ruido online de bajo costo, trabajo colaborativo entre la empresa Absentia – de los Ingenieros Acústicos Roberto Flores y Mario López – y el Instituto de Acústica UACh, es patrocinado por CORFO Región de Los Ríos y apoyado por el Ministerio del Medio Ambiente y consiste en una integración tecnológica que permita realizar mediciones acústicas, ambientales y de ruido laboral, mediante múltiples equipos dotados para transmisión de los datos a una plataforma de visualización online de bajo costo.

“El prototipo comprende el desarrollo de equipos de medición: sonómetros para mediciones ambientales y dosímetros para mediciones de ruido laboral. También un sistema informático para envío desde los equipos inalámbricos (3G, WiFi, bluetooth u otro), además del almacenamiento de la información en un servidor remoto y el desarrollo de una plataforma web para visualizar y generar reportes e informes de uno o múltiples equipos” comenta el profesor Roberto Flores, director del proyecto. “Este proyecto no busca sólo la creación de equipos de medición, si no que buscamos entregar el servicio de Red de Monitoreo de Ruido On Line. La disminución en el costo del servicio es gracias a que seamos nosotros los que desarrollemos los equipos de medición”, agregó.

 

El ruido y la calidad de vida

La actividad humana ha sido siempre una fuente inagotable y continua de sonidos. Sin embargo, el vertiginoso proceso de urbanización que ha caracterizado a las sociedades modernas ha aportado a la civilización una nueva preocupación ambiental: el ruido.

La polución acústica posee en ella misma una serie de inconvenientes que dificultan su control. Ante todo, el ruido no deja residuos y sus efectos no son tan visibles en el medio. Además, el número de fuentes que lo generan, resultado de la actividad comunitaria global, es enorme. Según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), salud es “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. De esta definición podemos concluir que los efectos del ruido en hombres y mujeres están asociados no solamente a enfermedades auditivas, sino también con el deterioro en la calidad de vida de las personas.

La sordera o hipoacusia es una de las principales enfermedades profesionales propia del desarrollo industrial. En nuestro país se encuentra dentro de las 5 enfermedades laborales más comunes. De acuerdo a la OMS, en el mundo hay más de 120 millones de personas con deficiencias auditivas discapacitantes. Es muy habitual escuchar decir a la gente, que frecuentemente está expuesta a altos niveles de ruido, que se han “acostumbrado al ruido”. Más que “acostumbramiento”, lo que ocurre es que el oído no ha alcanzado a recuperarse de la fatiga auditiva, convirtiéndose paulatinamente en un cambio permanente e irreversible, esto es la Pérdida Progresiva de la Audición conocida también como PTS (Permanent Threshold Shift) o Cambio Permanente del Umbral Auditivo. La causa de esta pérdida permanente es que el ruido va matando las células auditivas, las cuales no se regeneran.

En los últimos años se han relacionado una serie de patologías no auditivas producidas tanto directa como indirectamente por la exposición al ruido. Según los especialistas, dentro de las alteraciones psicológicas que produce el ruido se pueden citar las siguientes: irritabilidad, susceptibilidad exagerada, agresividad, entre otros trastornos de la personalidad.

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

    Noticias AcústicaUACh      |       AcústicaUACh en Medios     |      Reportajes      |      Archivos Históricos